Páginas vistas en total

LA BARCA DE CARONTE.

Muy solo y compungido muy muriendo
sintiendo que la dicha ya es pasada,
me siento tan nublada la mirada
que veo ya mi hora amaneciendo.


No es duda la pasión que fue naciendo
en otros momentos de jornada,
haciendo del amor la prenda amada
que fue la sensación del ir viviendo. 


Si ya se ha terminado la belleza
pasar ese momento es muy amargo,
pues llega mi hora del letargo.


La Parca ya navega por mis mares;
La Barca de Caronte esta en la orilla...,
la mano de la muerte esta en  su quilla.


Emilio.
20 Marzo 2009.

No hay comentarios: