Páginas vistas en total

MI NIÑA BONITA

En tus manos entrego mis amores
para ser por tu alma cultivados;
es placer el guardar tus bellas flores
y dejar tus espacios bien regados.

En tus campos sembrados de ilusiones
he buscado el placer de una sonrisa;
me has dejado pendiente de pasiones
y sin ver la belleza de tu brisa.

Te deseo de manera descarada
y es pregón que en los vientos se proclama,
con tan solo detectar una mirada.

Cuando vengas a tu huerto desearía
que vinieses de placeres preparada
que de amores esta cita esta acordada.

Emilio.

23 Septiembre 2010.

No hay comentarios: