Páginas vistas en total

A UNA ROSA



Una rosa asomada a la ventana
dejando las delicias de su aroma,
es muestra de placer en la mañana
y del Sol los colores los retoma.

Un clavel reventon por mil pasiones
en suspiros deshace los poemas;
sus pétalos se caen sin emociones
pues la rosa se ríe de sus temas.

La mano jardinera bien armada
con certeza de tajo lo ha cortado,
y en el suelo termina su reinado.

En mantillo transforma su realeza
y da vida al rosal de aquella rosa,
que matolo por sentirse tan hermosa.

Emilio.
7 Octubre 2010.

No hay comentarios: