Páginas vistas en total

La Cita en La Alameda.


¿Recuerdas ese día que viniste
Al verme pasear por la vereda?,
Hoy veo muy triste la alameda
Pensando en aquel beso que me diste.

Muy rojo de pasiones me pusiste
Pensando que cazabas en la veda;
-Atado te conté, pero con seda-,
Tu cuerpo inmaculado me ofreciste.

No importa como seas, me dijiste,
Yo hare con mis delicias que al olvido,
Ignores que te tienen por marido.

Me vuelvo a sentir arrepentido
De haberte escuchado en la vereda,
La tarde que llegaste hasta mi nido.

Emilio.
26Abril2011

3 comentarios:

Taleph dijo...

Genial lugar Emilio; tus obras brillan con luz propia amigo.
besos

silvia paton dijo...

UNA MARAVILLA DE SONETO EL TUYO. MUY CLÁSICO, COMO ME GUSTAN A MÍ, Y MUY BIEN HECHO.

Anaís dijo...

¡Maestro! No podías defraudar como es usual en ti.
Hermoso cuadro el que encabeza el blog y este soneto.
Qué bonitas son las alamedas.
Besos de flores