Páginas vistas en total

El Libro


Yo cumplí ya mi cupo con los hijos.
¿Los libros...?, no podré parir alguno;
solo en juego alegre y oportuno,
de ripios continuados soy prolijo.

Pensando que mi intento es no hacello 
de  ingenio y de cultura muy escasa,
ya  tengo deste modo mucha guasa 
si  oso atreverme con aquello.

Un momento en mi vida he de tenello,
si en locura mi mente se tornara
y en un libro, tornase mi atropello.

¿Que palabras en sus hojas anotara
que mostrase los aromas o algo bello?...
¡mi basura en mil rosas se tornara!

Emilio.
En otro tiempo.



No hay comentarios: