Páginas vistas en total

La Libélula.



Cual bella libélula graciosa
que acude hacia la luz que es encendida,
dejandose quemadas en su huida
sus alas de cadencia deliciosa

De amores por la luz de lo divino
se inmola enamorada por derecho;
su entrega es deliciosa y en su pecho
no siente la dureza del camino.

Tan solo como insecto tiene trato;
sus alas se han quemado en los fulgores
de fuegos no sentidos por amores.

La vida continua cotidiana;
las luces del placer sin resplandores
esperan nueva noche de un mañana.

Emilio.

27 Agosto 2010

No hay comentarios: