Páginas vistas en total

El Consuelo


Fabrico un verso clemente
Que deje el alma dormida,
Para evitar esa herida
Que va gravada en mi frente.

Tenga yo el genio paciente
Para no dejar sin vida,
A aquella dama querida
Que me ofendió gravemente.

¿He de sufrir penitente
Las ofensas recibidas?;
Nunca pensé que aun sufridas
No se aparten de mi mente.

En ese infierno candente
Del fuego la salvaría,
Y con un beso seria
Feliz de amar nuevamente.

Emilio.
5Mayo2011


No hay comentarios: